HISTORIA AZE SHIATSU

¿Qué es Aze Shiatsu, cómo nace? ¿Cuáles son sus diferencias con el Shiatsu Namikoshi? ¿Cuáles son las necesidades del Shiatsu para el público Occidental? Hoy nos centramos en responder a estas preguntas, acompáñanos en un viaje que comenzó hace más de 40 años, de la mano del Maestro Onoda.

Namikoshi y Aze

Tokujiro Namikoshi fue quien, no sólo, dio forma a una terapia que recogía una larga tradición milenaria nunca estructurada, sino que consiguió que las autoridades niponas reconociesen la terapia Shiatsu a mediados del siglo XX. En los últimos 30 años, algunos de los discípulos del maestro Namikoshi han viajado fuera de sus fronteras para difundir el Shiatsu por todo el mundo, entre ellos Shigeru Onoda.

El maestro Onoda llegó a España en el año 1984 y a partir de ese momento, y trabajando con una media de ocho pacientes diarios, desarrolló lo que hoy conocemos como Aze Shiatsu.

Aze Shiatsu tiene su base en el Shiatsu Namikoshi y utiliza la misma técnica y forma de presión. Además, el recorrido básico es prácticamente el mismo; se han añadido algunas regiones y/o punto que complementan al estilo Namikoshi. De hecho, Onoda es el máximo representante de Aze Shiatsu en Europa.

Cuando el Shiatsu fue creado, a nivel técnico, contemplaba solamente la presión con los dedos posteriormente Aze Shiatsu ha incorporado dentro de su estilo la alineación de las vértebras, los ejercicios para mantener y/o aumentar la flexibilidad y mejorar la postura.

Aze Shiatsu, Maestro Onoda, Escuela Japonesa de Shiatsu

Actualmente, el Shiatsu en Japón se centra más en la enseñanza de la técnica de presión con los dedos. Aze Shiatsu elabora un Shiatsu adaptado a las necesidades de los occidentales. Mantiene la esencia de terapia para el mantenimiento de la salud, pero atendiendo a las necesidades que plantea el estilo de vida de la sociedad del siglo XXI.

A través de la mejora de la estructura corporal, de la presión adecuada al Kyo – Jitsu, del trabajo sobre los “puntos aviso” y los “puntos Aze”, ha desarrollado su técnica derivada y mejorada del Shiatsu original. Los fundamentos de Aze Shiatsu se vienen plasmando en diferentes publicaciones a lo largo del tiempo y han sido dadas a conocer al gran público en multitud de conferencias y congresos tanto nacionales como internacionales.

La Escuela Japonesa de Shiatsu en España lleva desde el año 1990 impartiendo la enseñanza de Shiatsu para formar terapeutas profesionales. Anteriormente ya lo había hecho, pero mediante una enseñanza privada menos estructurada.

A través de la asociación internacional Namikoshi Shiatsu Europa ha realizado cursos de Shiatsu Namikoshi y ha formado instructores para el mantenimiento y la difusión del auténtico Shiatsu japonés.

Maestro Onoda, Shiatsu para occidentales

Lo primero que el maestro Onoda comprendió al llegar a España fue la diferencia entre el mundo oriental y el occidental. No sólo las costumbres y el modo de vida seguían parámetros distintos, sino que el occidental y el oriental diferían tanto en su estructura corporal como en su relación con la terapia manual y sus expectativas.

Terapia Shiatsu, Escuela Japonesa de Shiatsu

Diferente estructura corporal

Es indudable que la estructura ósea de ambas razas es diferente. Mientras los orientales tienen una columna vertebral con curvas fisiológicas atenuadas, los occidentales presentan curvas más acentuadas, sobre todo lordosis lumbar. La manera de moverse en la vida cotidiana, el uso del cuerpo también es diferente. Por eso el 20% de los occidentales padece hernia discal frente al 2% de los japoneses. Otra consecuencia es la fragilidad del cuello de los occidentales frente al de los nipones; la mayoría de las personas presentan la musculatura del cuello excesivamente tensa, lo que puede originar: dolor de cabeza, migrañas, tortícolis, etc.

Los hábitos de vida son, también, muy diferentes. En occidente no hay tradición de mantener el cuerpo sano. Sólo el deporte, que además es practicado por un porcentaje bajo de personas, en muchas ocasiones provoca más problemas que beneficios.

Diferencias en la alimentación

El cáncer colorrectal tiene más prevalencia en la sociedad occidental frente al cáncer de estómago que es más frecuente en Japón. Probablemente por la ingesta de colesterol y grasa animal. La tolerancia al alcohol también es diferente. Queda claro que ambos organismos responden de manera diferente.

En conjunto, todos estos puntos hacen que los problemas que aquejan a unos y otros a lo largo de la vida sean diferentes, tanto a nivel físico como emocional. Por eso el tratamiento debe ser personalizado.

Diferentes expectativas

Aunque la sociedad occidental avanza en este sentido, su relación con las terapias alternativas o complementarias, y particularmente con el Shiatsu, es muy diferente que la del ciudadano oriental. El Shiatsu, como cualquier otra terapia oriental, surge como terapia preventiva y de mantenimiento de la salud. Las personas acuden regularmente a recibir su terapia sin esperar a estar enfermos; buscan mantener su organismo en equilibrio para afrontar mejor cualquier pérdida de salud. En occidente acudimos al médico sólo cuando estamos enfermos, y la medicina sólo trata a aquellos que están enfermos; la medicina preventiva no existe.

Además, el paciente pone su salud en manos de terceros, en este caso el médico. No hay tradición de mantenimiento propio de la salud.

Por otro lado, el paciente occidental está acostumbrado a acudir al médico que le receta un medicamente que, en la mayoría de los casos, elimina el síntoma rápidamente. Parece que eliminando el síntoma se elimina el problema de fondo. Además, no relacionan mente-cuerpo y su actitud mental previa no es la más adecuada.

Además, no relacionan mente-cuerpo y su actitud mental previa no es la más adecuada. Por otro lado, hay que entender que el Shiatsu Namikoshi realiza un trabajo “profundo” holístico con la intención de encontrar la raíz del problema y ayudar a su solución. Por lo tanto, los efectos terapéuticos, en algunos casos, no son inmediatos.

Entonces Onoda, al llegar a España, se encuentra con todas estas situaciones. El Shiatsu que conoce hasta ahora no es suficiente para atraer pacientes. Decide investigar y mejorar su Shiatsu.

Como dice el maestro Onoda: “Definitivamente, el Shiatsu Namikoshi surge para los japoneses, por eso desarrollamos Aze para los occidentales”.

Aze Shiatsu y los puntos Aze

La medicina china está muy ligada a la sociedad nipona. Aún sin conocer los planteamientos básicos de esta medicina, algunos de sus principios están tan arraigados que la gente realiza “prácticas médicas” todos los días sin saberlo: un remedio casero para el resfriado, una presión o fricción en una zona dolorida. Los puntos Ashi para la medicina china son puntos localizables en el cuerpo que se vuelven reactivos o hipersensibles cuando existe algún tipo de desequilibrio orgánico. En japonés se llaman puntos Aze. Estos puntos no pertenecen al recorrido de los canales energéticos que forman el entramado del que habla la medicina china; pueden localizarse en cualquier parte del cuerpo y se utilizan diferentes métodos de tratamiento.

Onoda incorpora a su Shiatsu el trabajo sobre estos puntos. La práctica diaria durante tantos años ha demostrado que es posible mejorar el tratamiento presionando más allá de las regiones y puntos del recorrido básico. Uno de los objetivos del practicante de Aze Shiatsu es localizar estos puntos particulares de cada paciente y presionarlos para corregir sus desequilibrios.

En Aze Shiatsu se habla de puntos clave y puntos Aze. Todo futuro terapeuta de Aze Shiatsu debe tener claro la diferencia entre ellos:

 – Los puntos clave son puntos importantes para el tratamiento de algunos desequilibrios. La mayoría son puntos estrechamente relacionados con puntos de acupuntura y se utilizan en situaciones parecidas. Otros son puntos de experiencia y de probada eficacia en el trabajo con Shiatsu, definidos y localizados después de más de veinticinco años de trabajo.

– Puntos Aze es la manera japonesa de denominar a los puntos ashi a los que hace referencia la medicina tradicional china. Los puntos ashi no tienen nombre ni ubicación específica, se localizan en zonas dolorosas cuando existen desequilibrios internos.

Los puntos clave se identifican siempre según la localización tradicional de la acupuntura, pero el trabajo de Aze Shiatsu exige buscar el punto sensible de manera exacta. En muchas ocasiones coincide con la localización anatómica que aporta la medicina china, pero en otras tantas no. Con los puntos Aze ocurre lo mismo. Es necesario desarrollar la sensibilidad necesaria para percibir dónde se encuentran estos puntos para presionarlos con efectividad.

Ver libro Aze Shiatsu. Tratamiento Básico (pag.21).

La necesidad de un tratamiento estándar

“La experiencia con mis pacientes y los años de investigación y estudio me han enseñado que en Aze Shiatsu hay tener un tratamiento estándar a seguir que debemos respetar. Sobre éste luego, podemos ir ampliando y agregando manipulaciones y distintos katas de acuerdo con las patologías que vayamos encontrando”

En Aze Shiatsu es muy importante un orden de trabajo. Éste permite que la terapia logre.


Entradas relacionadas:

Shiatsu, Ejercicios saludables

Shiatsu Namikoshi Europa

TERAPIA SHIATSU, CONCEPTOS BÁSICOS

La terapia Shiatsu. A la rica tradición japonesa de la teoría y la práctica se suman los conocimientos de la Medicina Tradicional China. En la actualidad, el Shiatsu se encuentra ampliamente difundido y reconocido en Europa.

El Ministerio de Sanidad de Japón define el Shiatsu como:

“Tratamiento que, aplicando presiones con los dedos, pulgares y las palmas de las manos sobre determinados puntos corrige irregularidades, mantiene y mejora la salud, alivia ciertas enfermedades (molestias, dolores, estrés, patologías nerviosas, etc.), activando asimismo la capacidad de autocuración del cuerpo humano.

La Escuela Japonesa de Shiatsu, creada por el Maestro Shigeru Onoda hace más de 37 años en la que se enseña y difunde la terapia Shiatsu.

CONCEPTOS CLAVE

No tiene efectos secundarios.

•Es una terapia preventiva, en la que una sesión semanal ayuda a no enfermar.

•En los pacientes crónicos es aconsejable como una alternativa de terapia natural que prescinde de los medicamentos.

•Es importante que el paciente se sienta cómodo durante la sesión.

•La presión que reciba debe ser agradable, y no suponer malestar o sufrimiento. Sabemos que el umbral del dolor varía en cada persona, por ello, si el paciente siente la presión muy fuerte deberá comunicarlo al terapeuta.

• Busca el origen de la enfermedad despertando el poder curativo del cuerpo, ayuda al paciente a restaurar el equilibrio, y en armonía mantener o recuperar la salud.
Refuerza el Sistema Inmunitario, equilibra el Sistema Nervioso Autónomo, regula el metabolismo, proporciona bienestar físico y emocional, mejora el rendimiento intelectual, despertando la conciencia del cuerpo.

Terapia Shiatsu, Escuela Japonesa de Shiatsu

EL SIGNIFICADO DE LA TERAPIA SHIATSU

De manera inconsciente, cuando las personas sentimos dolor en alguna parte del cuerpo, frotamos o presionamos la zona afectada con las manos. Acciones instintivas como éstas para curar los desórdenes son anteriores a la medicina y a la historia.

La palabra japonesa para tratamiento (teate) y la que define estados que se escapan por completo de control (teokure); ambas incluyen la palabra mano (te) y sugieren la importancia que los antiguos terapeutas otorgaban a la manipulación.

Terapia Shiatsu, Escuela Japonesa de Shiatsu

ORIGEN Y EVOLUCIÓN

A pesar de que puedan diferir en el método, tanto la terapia en occidente como en oriente Anma, derivan del uso instintivo de las manos para curar.

El Anma, que se originó en China y pasó luego a Japón, fue durante largo tiempo muy popular entre la gente debido a su eficacia. Alcanzó su máximo apogeo durante el período Edo (1600-1876).

A pesar de su origen, principios terapéuticos, método y efectos diferentes, tanto el Anma como la terapia occidental comparten varios aspectos. Ambos emplean técnicas de fricción, golpeteo, amasamiento y frotación ejecutadas rítmica y rápidamente. Ambos son dinámicos.

Lo contrario sucede con el Shiatsu, terapia de origen japonés, y de naturaleza calma que emplea los pulpejos de los dedos y las eminencias para realizar las presiones sobre áreas carnosas y blandas.

Actualmente, el Shiatsu, utiliza puntos más efectivos para cada tratamiento, basándose en los conocimientos anatómicos y fisiológicos, desarrollando la técnica más adecuada para trabajar las distintas regiones del cuerpo.

LA IMPORTANCIA DE LAS EMOCIONES

La calidad de vida no está determinada por lo que nos ocurre, sino por aquello que sentimos y hacemos ante los acontecimientos.

Está demostrado que la ira daña el hígado, la sobreexcitación y la frustración dañan el corazón, el pesar y la melancolía dañan los pulmones, la insatisfacción y los pensamientos obsesivos dañan el bazo, el terror y el temor dañan los riñones.

Las creencias, como dice el profesor Meichenbaum (Psicólogo estadounidense), actúan sobre las emociones, y a través de ellas, también sobre la salud.

Es imposible controlar las circunstancias externas de la vida, pero sí la reacción que nuestro cuerpo tiene frente a ellas. Es aquí donde podemos modificar las respuestas del organismo e incorporar algunas más saludables que nos ayuden a recuperar la salud.

LA ENERGÍA VITAL

Es posible que la fuerza vital sea la peor comprendida de todas las fuerzas terrestres.

Las personas que sufran una alteración, tanto física como psíquica, o ambas a la vez, padecerán un bloqueo en los tsubos impidiendo que la energía vital fluya por su cuerpo.

Al recibir Shiatsu, la presión con los dedos estimulará la secreción de endorfinas, poderosos analgésicos segregados por el cerebro. Este ha sido uno de los descubrimientos más importantes de este siglo. Las endorfinas desempeñan un papel esencial en el tono vital y la depresión. Actúan como neuromoduladores, despolarizando parcialmente las membranas celulares.

Esta despolarización, que actúa sobre la transmisión de los impulsos nerviosos, es la que, bloqueando el dolor produce sensación de alivio y bienestar.


Como hemos visto, el Shiatsu actúa sobre el cuerpo a diferentes niveles, por un lado, estimula los recursos naturales de recuperación que posee el organismo, (refuerza el sistema inmunológico, mejora el metabolismo, equilibra el sistema endócrino y el sistema nervioso autónomo). Por otro, estabiliza las fuerzas opuestas (yin y yang) que posee cada individuo, mejora el rendimiento físico e intelectual, eleva el tono vital, proporciona bienestar emocional, despierta la conciencia sobre el propio cuerpo, y hace que la persona tome un papel activo en el proceso de curación, responsabilizándola de su propio ser.

Enlaces de interés:

Beneficios de Aze Shiatsu

Aze Shiatsu Japan

Shiatsu ¿Qué podemos hacer contra el envejecimiento?

La revolución terapéutica del Kogao® “Lifting facial japonés”

Desde el inicio de esta escuela, una de sus misiones fundamentales es promover la salud a todos los niveles a través del Shiatsu y otras técnicas complementarias, fomentando el autoconocimiento. De ese deseo, de invertir más en la prevención que en la curación, también nace Kogao® “Lifting facial japonés”.

La terapia Kogao. Tradicionalmente, la belleza en la cultura japonesa es el reflejo de un estado de equilibrio entre el cuerpo y la mente. Por eso, el aspecto de la cara de una persona nos puede ofrecer mucha información sobre ambos. Hoy en día, el ritmo de vida de muchas personas en nuestro medio implica sufrir estrés crónico y agotamiento. Esto, sumado al sedentarismo, a un descanso muchas veces insuficiente, y a hábitos alimentarios menos saludables de lo que quisiéramos, provocan que nuestro cuerpo sufra a nivel global, incluyendo la esfera emocional y psicológica, lo que se refleja también en nuestra apariencia exterior.

¿Qué es Kogao® y en qué consiste?

La historia del masaje facial japonés se remonta a siglos atrás y, como otras técnicas manuales en Japón, deriva del Anma. El Anma, que literalmente se traduce como “presión” (An) y “fricción” (ma), proviene de la medicina tradicional china y es la técnica de masaje tradicional japonés a partir de la cual se crearon técnicas posteriores como el Shiatsu y lo que hoy en día se conoce en Occidente como “lifting facial japonés”. Esta terapia incluye técnicas de presión, fricción, amasamiento, vibración y percusión, entre otras. Kogao es una marca registrada y es el nombre que hemos adoptado para la técnica de lifting facial japonés en nuestra escuela.

Hay muchos tipos de terapias manuales o tratamientos faciales de origen japonés, pero Kogao consiste en una serie de técnicas específicas para la manipulación de la piel y los músculos de la cara, cabeza y cuello, incorporando además puntos de presión derivados del Shiatsu. Como en Shiatsu, Kogao solo usa los dedos y las palmas de las manos. La palabra Kogao significa literalmente “cara pequeña”. En la cultura japonesa, tener la “cara pequeña” se considera un atributo positivo y es indicio de salud y bienestar, dado que lo contrario, como tener una cara hinchada o congestionada, puede ser señal de que algo no va bien en el organismo.

Teniendo esto en cuenta, no sorprende el hecho de que los automasajes formen parte de una rutina facial habitual en el país asiático. Los buenos hábitos de la vida se consideran en Japón el principal secreto de la longevidad y de la buena salud. Y la belleza va, irremediablemente, ligada a un buen estado de salud. Una familia tradicional japonesa, incluso hoy en día, considera el masaje tan importante como la dieta y el ejercicio, y es una costumbre transmitida de padres a hijos.

Así como el ejercicio físico mejora el cuerpo, Kogao es un “ejercicio” para mejorar el estado de la cara y el cuello. Para ser prácticos, en este texto usaremos de manera indistinta los términos “lifting facial japonés” y Kogao para referirnos a nuestra técnica, que engloba, como comentábamos, un conjunto de diversas técnicas, cada una con un propósito específico para tratar de forma manual diferentes zonas de la cara, la cabeza y el cuello, con la asociación de puntos de presión de Shiatsu, no sólo de Namikoshi sino también de Aze Shiatsu.

Kogao es un tratamiento sorprendentemente eficaz y mejora la condición natural de la piel, aportando luminosidad y elasticidad. Uno de los resultados es un efecto de “lifting natural” visible desde el primer tratamiento. Sin embargo, el objetivo va mucho más allá de los efectos observables a simple vista y estéticos.

Los objetivos de la terapia Kogao

El objetivo de Kogao, como sucede con la terapia de la que nace, Shiatsu, y dado que Kogao está basado en ello, es promover no solo la salud del paciente, sino aumentar el autoconocimiento y entender la salud desde un punto de vista holístico, como sucede en la medicina tradicional china. En este caso, el punto de partida es uno de los órganos más importantes del cuerpo: la piel. El tratamiento que se realiza sobre la cara, la cabeza y el cuello a través de la aplicación de diferentes tipos de técnicas manuales en zonas y puntos específicos no solo produce un efecto local, sino un estado de relajación y sensación de bienestar general.

Clínica de Shiatsu Maestro Onoda, terapia Kogao

Principales beneficios del tratamiento

Esta terapia tiene varios objetivos. Aunque una de las cosas que más llama la atención de Kogao es el efecto visible que se produce en la piel, mejorando el estado de hidratación, la elasticidad y la firmeza, además de ayudar a atenuar las arrugas, no deja de ser el resultado de cambios que se producen a un nivel más profundo.

A través de las técnicas manuales, se alcanzan los planos profundos de los músculos y, a través de la presión ejercida en puntos específicos siguiendo a su vez puntos de Shiatsu, se pretende producir la activación de mecanismos de reparación de la propia piel, los músculos y otros tejidos subyacentes. De esta forma, también logramos activar la circulación y el drenaje linfático, y aumentar la eliminación de toxinas.

Hay que saber también que la presión que realizamos estimula la secreción de endorfinas, los neurotransmisores encargados de modular la respuesta del dolor, producir sensación de placer, tranquilidad y bienestar. Por todo ello, también conocemos a las endorfinas como las hormonas de la felicidad. A nivel estético podemos decir que consiste en un “lifting natural” sin cirugía, sin dolor y sin cicatrices.

Kogao es apto para todo tipo de piel: normal, seca, grasa o con problemas como la dermatitis atópica o con acné. También es adecuado tanto para hombres como para mujeres de cualquier edad y no tiene ninguna contraindicación ni produce efectos secundarios.

El lifting facial natural es el resultado de una combinación de:

Presiones de Shiatsu.

● Maniobras de amasamiento.

● Percusiones.

● Fricciones.

● Puntos de reflexología facial y de acupuntura.

● Técnicas de masaje de musculatura profunda.

● Lisajes.

Se realiza con ligereza a través de una rápida secuencia de movimientos de percusión rítmica. Así, se estimula el sistema nervioso, mejorando la circulación sanguínea y el flujo linfático, reforzando y tonificando los músculos. Estos movimientos requieren gran habilidad, ya que solo con el movimiento de los dedos y la manipulación de las manos se realiza todo el tratamiento. Las técnicas que mostramos se deben practicar constantemente para lograr desarrollar la secuencia de manipulaciones con agilidad y rapidez.

Entradas relacionadas:

Beneficios de Aze Shiatsu

¿Cómo será el hombre en el futuro?

Kogao Japan

KENKO TAISO(健康体操)Shiatsu, ejercicios saludables

Seleccione sus 3 ejercicios favoritos y practíquelos diariamente durante toda su vida.
好きそうな体操を 3 つ選んでください。其の選んだ体操を一生毎日やってください

El Shiatsu es una terapia manual de origen japonés que tiene como objetivo mantener y mejorar la salud, enfocándose en la prevención ya que ayuda a equilibrar el cuerpo de forma integral, mejorando además la postura y flexibilidad de los músculos y las articulaciones. Actúa sobre el cuerpo, la mente y las emociones. Como terapeutas podemos y debemos enseñar a los pacientes pautas sencillas que los mantendrán con buena salud. Hoy os traemos una serie de ejercicios para ayudar a mantener un estado óptimo de salud equilibrando el cuerpo, fáciles de realizar e incorporar en nuestras rutinas diarias.

Shiatsu ejercicios saludables
Ejercicios para mantener un estado óptimo de salud
Shiatsu ejercicios saludables

Cambios al caminar relacionados con el envejecimiento 加齢に伴う歩行の変化

Mantener el equilibrio entre el cuerpo y la mente es esencial.

Por último os recordamos unas reglas claves:

1. Disminuir el estrés y ansiedad.

2. Evitar la avaricia. Vivir modestamente.

3. Encontrar una propia manera de relajación.

4. Mantener el cuerpo caliente. No tomar bebidas frías.

5. No abusar de la comida. Evitar el alcohol y el tabaco.

6. Practicar ejercicios aeróbicos.

7. Reír mucho y agradecer por todo.

8. Tener una meta para alcanzar, una razón para vivir y un hobby para toda la vida.

¡Ojo!, y una sesión de Shiatsu por semana sin duda.

Director de Jyuku, centro de práctica de Shiatsu.Onoda Shigeru.

Entradas relacionadas:

Aze Shiatsu Japan

El Shiatsu y la prevención contra el cáncer.

Shiatsu ¿Qué podemos hacer contra el envejecimiento?

Shiatsu para pacientes de COVID persistente o long COVID

El Shiatsu y la prevención contra el cáncer.

El cáncer es una de las principales causas de morbimortalidad en el mundo. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2020 se atribuyeron un total de casi 10 millones de defunciones lo que equivale a casi 1 de cada 6 muertes que se registran.

El Shiatsu como herramienta de prevención. La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer estimó que en ese año 2020 se diagnosticaron unos 18 millones de casos nuevos a nivel mundial y esta cifra aumentará en los próximos 20 años hasta los 27 millones.

Los tipos de cáncer más frecuentes son de mama, pulmón, colon y recto y próstata y hasta un tercio de las muertes por cáncer se pueden relacionar con el consumo de tabaco, el consumo de alcohol, a la obesidad y a hábitos como una alimentación poco equilibrada y falta de actividad física, según datos de la OMS.

El Shiatsu y la prevención contra el cáncer. La esperanza de vida y la evolución tecnológica.

Nos puede sorprender que, de forma general, las tasas más altas de cáncer se dan en países con mayor esperanza de vida y con nivel más alto de educación y de estándar de vida.

¿Cómo puede ser esto? La reacción natural de las personas debería ser de recelo, sorpresa o, incluso de ira ante este hecho. No obstante, lamentablemente, parece que se acepta sin cuestionar qué está pasando.

Es indiscutible que los avances en la medicina y la tecnología han ayudado mucho en la salud y el bienestar de las personas. Sin embargo, también nos debería hacer reflexionar que por muchos medicamentos que se desarrollen y por mucho que progrese la tecnología, la incidencia de cáncer, y de otras enfermedades como la cardiopatía isquémica, está aumentando y parte de eso está ligado al estilo de vida que llevamos actualmente en nuestra sociedad.

Cierto es que nuestra esperanza de vida se ha alargado, pero tampoco es que lleguemos a los 100 ni 200 años. La mayoría de nosotros, o por lo menos yo, estaríamos satisfechos si llegáramos a los 80 o 90 años, siempre y cuando sea con una buena calidad de vida. Aunque dada la tendencia, seguramente alguna patología cardiorrespiratoria podría acompañarnos y así, tendría el típico final que se da en la sociedad actual.

Esto me ha hecho reflexionar desde hace años, que la mayoría de las funciones del cuerpo humano siguen siendo primitivas e instintivas, que no evolucionamos tan rápido como la tecnología y que el impacto tan negativo de los cambios que estamos sufriendo como sociedad (comer peor, hacer menos ejercicio, vivir más estresados, en definitiva) podemos mitigarlos si corregimos esos inadecuados hábitos, equilibramos la energía vital y aprendemos a vivir en sintonía con la naturaleza.

Porque realmente, las estimaciones de incidencia de cánceres y de muertes debidas a ello, sin llegar a entrar en la afectación de la calidad de vida de los pacientes, son realmente espeluznantes.

Con esto en mente, y pasando a la práctica, sugiero la tercera medicina: la medicina preventiva.

Las lecciones son muy simples y claras. Por ejemplo: “Zu Kan Soku Netsu” en japonés, que significa “cabeza fría y pies calientes”, o “Naga Iki” que quiere decir “una respiración larga, conduce a una larga vida”.

Todos vivimos solo una vida y lo primordial para una vida digna es la salud.

Por mi profesión recomendaría, por supuesto, recibir una sesión de Shiatsu por semana de manera preventiva.

El Shiatsu como herramienta de prevención. El Shiatsu es una terapia manual de origen japonés que tiene como objetivo mantener y mejorar la salud, enfocándose en la prevención ya que ayuda a equilibrar el cuerpo de forma integral, mejorando además la postura y flexibilidad de los músculos y las articulaciones. Actúa sobre el cuerpo, la mente y las emociones.

Además de ello, me gustaría compartir unas prácticas diarias que se recomiendan en la medicina oriental para conservar una buena salud, basadas en su filosofía y costumbres.

Por ejemplo, en la medicina oriental la palabra “TEATE” “tratamiento” significa “poner las manos”. La palabra “BYOUKI” “enfermedad” se refiere a “trastornos de la energía vital”.

Vamos a pensar, ¿Qué condiciones favorecerían el desarrollo de ciertos tipos de cáncer?

En primer lugar, la hipoxia, o disminución del suministro de oxígeno a un tejido.

La lección mencionada anteriormente, “una respiración larga, conduce a una larga vida” quiere decir que inhalar profundamente y exhalar lentamente es la manera correcta de respirar y, en consecuencia, tener una vida más sana y prolongada.

Podríamos imaginar sin dificultad a una persona frágil o enferma respirando muy débilmente.

Para mantener un cuerpo sano es importante la respiración abdominal, que se realiza desde el “tanden”, región vital situada a tres dedos por debajo del ombligo, zona donde se encuentra el centro de nuestra energía vital según la filosofía oriental.

Cada fase de la respiración se vincula a determinados órganos y una definida energía corporal: la inhalación con el hígado y riñón, la pausa con el bazo y la exhalación con el corazón y el pulmón.

En segundo lugar, una baja temperatura corporal.

Para que nuestro organismo y nuestras células inmunológicas funcionen debidamente se necesita una temperatura corporal aproximada de 36,5ºC.

En ocasiones, la temperatura corporal subirá como mecanismo de defensa. Por ejemplo, la fiebre es una reacción natural del cuerpo ante una agresión, como puede ser una infección, y consiste en la activación de células y anticuerpos del sistema inmunológico para combatirlos. La hipotermia o una baja temperatura corporal, puede disminuir la capacidad inmunitaria.

Las antiguas acepciones orientales que se identifican con un cuerpo sano son, por ejemplo, “Zu Kan Soku Netsu” (cabeza fría, pies calientes), nombrado anteriormente, y “Jyo Kyo Ka Jitsu” (la parte superior del cuerpo relajada y vacía, la parte inferior plena y firme).

Las dos significan que es importante mantener la cabeza o la parte superior del cuerpo relajada y despejada, y los pies o la parte inferior caliente, firme y llena de energía.

En conclusión, la hipoxia y la hipotermia pueden condicionar una respuesta inmunológica más pobre y así alterar el equilibrio de nuestro cuerpo.

Las cosas son muy simples: procuremos no enfriar el cuerpo y practiquemos la respiración abdominal.

En resumen, corregir los hábitos no saludables y evitar la hipoxia e hipotermia son la base para mantener una vida sana y es lo que está en nuestras manos para disminuir así las posibilidades de contraer ciertos cánceres y otras enfermedades.

Mantener el equilibrio entre el cuerpo y la mente es esencial.

Así que os dejo unas reglas claves:

1. Disminuir el estrés y ansiedad.

2. Evitar la avaricia. Vivir modestamente.

3. Encontrar una propia manera de relajación.

4. Mantener el cuerpo caliente. No tomar bebidas frías.

5. No abusar de la comida. Evitar el alcohol y el tabaco.

6. Practicar ejercicios aeróbicos.

7. Reír mucho y agradecer por todo.

8. Tener una meta para alcanzar, una razón para vivir y un hobby para toda la vida.

¡Ojo!, y una sesión de Shiatsu por semana sin duda.

El Shiatsu como herramienta de prevención. Ejercicios Saludables.

Realizar una rotación del tobillo. El Shiatsu y la prevención contra el cáncer.
Presionar el centro del pecho y la boca del estómago. El Shiatsu y la prevención contra el cáncer.
Realizar una flexión de la columna vertebral. El Shiatsu y la prevención contra el cáncer.
Presionar un cojín entre las rodillas con ambas piernas flexionadas. El Shiatsu y la prevención contra el cáncer.

Jyuku Shiatsupractor Onoda Shigeru

Entradas relacionadas:

Beneficios de Aze Shiatsu

Aze Shiatsu Japan

¿Cómo será el hombre en el futuro?

Shiatsu ¿Qué podemos hacer contra el envejecimiento?

A medida que envejecemos nos vamos deteriorando. Es inevitable. Sin embargo, cabe la posibilidad de que podamos enlentecer la velocidad del envejecimiento y mantenernos sanos durante más tiempo.

El 60% de la constitución corporal es agua, y con el paso del tiempo, esta concentración disminuye, los músculos y órganos sufren atrofia, fallan o se paralizan, sobreviniendo la muerte. El proceso natural de los seres humanos es envejecer y morir. Siendo conscientes de esta verdad, la realidad es que también es natural en las personas querer vivir por más tiempo y en las mejores condiciones posibles.

Las tres primeras causas de muerte en Japón son: el cáncer, las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares. Vamos a hablar de la salud enfocándonos en la prevención de los infartos cardíacos y cerebrales.

En la medicina tradicional china existe una clasificación según la constitución corporal. Según ello, quienes padecen infartos suelen pertenecer al grupo de Ka-Kyo-Jyo-Jitsu, que quiere decir que la parte inferior del cuerpo está vacía o que hay deficiencia de energía y la parte superior está sobrecargada.

Teniendo esto en mente, ¿en qué estado encontraríamos la salud?

Sería en el estado de Jyo-Kyo-Ka-Jitsu. Esto significa que la parte superior está relajada y la parte inferior fuerte y llena de energía como si echara raíces en la tierra.

El estado del que hablamos antes, Ka-Kyo-Jyo-Jitsu, es el opuesto al estado ideal. La parte inferior se encuentra debilitada, floja, y en la parte superior existe una acumulación de energía, ira y/o enfado, que se puede interpretar también como estrés mental, y además la persona presenta una respiración torácica superficial. En resumen, quienes tienden a padecer infartos son aquellas personas que acumulan sus energías vitales desequilibradamente en la parte superior del cuerpo.

¿Cuáles son las características fisiológicas de los pacientes que pueden llegar a padecer un infarto?

Está demostrado que tanto los infartos cardíacos como los accidentes cerebrovasculares presentan un pico de incidencia matutino, es decir, tienden a ocurrir más durante la mañana. Aunque la causa de esto sea multifactorial, parece que una de ellas puede ser el aumento de la tensión arterial que se produce especialmente al levantarse. Esto sucede porque el organismo intenta subir la tensión para arrancar con las actividades diurnas. Normalmente las células del endotelio vascular evitan el aumento excesivo de la tensión arterial y por esa razón se produce una vasodilatación para mantener la tensión estable. Pero si hay alguna disfunción en las células, no se produce la dilatación de los vasos sanguíneos, y la tensión se mantiene alta, lo que conlleva un riesgo para la salud.

Causas predisponentes:

1. Tabaquismo.             

2. Comer y beber en exceso.                                                   

3. Obesidad.

4. Hipertensión.            

5. Vejez.

6. Gran diferencia entre la tensión arterial sistólica y diastólica, que se conoce como presión diferencial. En general, tener una presión diferencial de mayor de 60 mmHg se considera factor de riesgo para eventos cardiovasculares, especialmente en personas mayores.

En realidad, las personas de mediana edad suelen presentar alguna característica de las citadas anteriormente y son el grupo de mayor riesgo, Y en especial, aquellas personas que además practiquen deporte como correr o footing, gimnasia o tomar un baño-sauna recién levantados para mantener la salud o para adelgazar. Pero desconocen que dichas rutinas pueden ser dañinas y acortar su vida sin quererlo. De hecho, conforme envejecemos, el organismo tarda más en elevar la temperatura corporal. Por lo cual, sería mucho más favorable holgazanear un buen rato en la cama después de despertarse.

También, por mi experiencia como terapeuta, recomendaría tomar un vaso de agua del tiempo o caliente antes de acostarse y otro después de levantarse.

Medidas preventivas generales.

Shiatsu ¿Qué podemos hacer contra el envejecimiento? (Aunque la educación alimentaria también cumple un papel muy importante, esta vez nos enfocaremos en las medidas físicas.)

1. Intentar recibir Shiatsu por lo menos una vez al mes.

Shiatsu ¿Qué podemos hacer contra el envejecimiento? Dar un paseo

El Shiatsu es una terapia manual de origen japonés que tiene como objetivo mantener y mejorar la salud, enfocándose en la prevención ya que ayuda a equilibrar el cuerpo de forma integral, mejorando además la postura y flexibilidad de los músculos y las articulaciones. Actúa sobre el cuerpo, la mente y las emociones.

2. Dar un paseo

Caminar de deprisa sería mejor y hacerlo por la tarde sería un buen momento. Es recomendable no solo para mantener la resistencia general del cuerpo sino también para mejorar la circulación de retorno de las piernas, evitar el sobrepeso, la hipertensión y la hiperglucemia.

Shiatsu ¿Qué podemos hacer contra el envejecimiento? Reforzar la parte inferior del cuerpo

3. Reforzar la parte inferior del cuerpo

Realizando los ejercicios de “shikofumi” de sumo: Abrir las piernas al doble ancho de los hombros. Girar los tobillos 45º-50º grados hacia afuera. Bajar la cintura manteniendo la parte superior del cuerpo erguida.Trasladar todo el peso corporal sobre una pierna, que nos va a servir de apoyo. Al poner el peso encima de la pierna de apoyo, la pierna opuesta se eleva naturalmente. Repetir este movimiento alternativamente con cada pierna. Con este ejercicio se equilibra no solo la parte inferior, sino todo el cuerpo.

4. Rotación de tobillo.

Shiatsu ¿Qué podemos hacer contra el envejecimiento? Rotación de tobillo

Bloquear el tobillo con la mano del mismo lado y con la otra sujetar la punta del pie y rotar el tobillo lentamente, en sentido horario y antihorario alternativamente.

5. Bañar medio cuerpo.

Bañarnos solamente hasta la cintura calienta muy bien el cuerpo, pero no sobrecarga al corazón en comparación con el baño del cuerpo entero o la sauna. Por lo cual sería estupendo para las personas mayores y de mediana edad.

Shiatsu ¿Qué podemos hacer contra el envejecimiento? bañar medio cuerpo

6. Estimular el punto Sanri de la pierna.

Se sitúa a unos 4 dedos de la rótula, en diagonal, por debajo del cóndilo lateral de la tibia. Es un punto muy importante se conoce bien como el punto para sanar las piernas y es utilizado para cualquier tratamiento ya que sirve para todo.

Es muy frecuente observar entre las personas de mediana edad, sobre todo en Europa, que tienen piernas muy finas, y el abdomen prominente “como una manzana”. Este tipo de cuerpo, es el que con más frecuencia se relaciona a los infartos. Para evitarlo sería ideal entrenar y mantener un buen nivel de fuerza física, especialmente en las piernas, además de seguir las recomendaciones anteriores que sirven para todo el mundo.

Animo a todas las personas a que incorporen a su rutina diaria estos ejercicios sencillos para mejorar nuestra salud y, ¡especialmente si usted padece de aumento del perímetro abdominal, con pérdida de masa muscular en los glúteos y pantorrillas!

Jyuku Shiatsupractor Onoda Shigeru

Entradas relacionadas:

Beneficios de Aze Shiatsu

Aze Shiatsu Japan

¿Cómo será el hombre en el futuro?

QUÉ ES AZE SHIATSU

LA EVOLUCIÓN OFICIAL DEL SHIATSU NAMIKOSHI

Aze Shiatsu es la reconciliación con la medicina occidental sin renunciar a los conocimientos de la Medicina Tradicional Oriental y buscando siempre los mejores métodos para tratar a los pacientes. 

El Shiatsu estilo Aze se ha convertido en los últimos años en una parada de estudio imprescindible para los profesionales de terapias manuales, ya que eleva el Shiatsu Namikoshi original al siguiente nivel, convirtiéndose en fundamental para el tratamiento de pacientes occidentales. 

Esta terapia es fruto de más de 36 años de investigación y experiencia del Maestro Shigeru Onoda, que fue discípulo directo del creador del Shiatsu, Tokujiro Namikoshi. Tratando y adaptando la terapia a los pacientes occidentales, el Maestro Onoda adaptó el Shiatsu que aprendió en Japón al mundo occidental a base de su experiencia tratando pacientes en España y con unos resultados muy favorables.

Es un método en evolución que funde todos los conocimientos que el Maestro Onoda ha estudiado en Japón y Europa. Esta terapia se aplica en camilla, a diferencia del Shiatsu Namikoshi que se aplica en tatami, es decir, en el suelo. Además, esta terapia incluye los conocidos como puntos Aze, que son puntos intermedios entre los puntos tradicionales del Shiatsu Namikoshi. 

El Shiatsu para occidentales

Para responder a la pregunta de qué es Aze Shiatsu, debemos tener en cuenta que más de medio planeta separa el mundo occidental del oriental. En concreto, la distancia que separa Madrid de Japón es de 10.645 kilómetros. Pero no solamente nos distanciamos en kilómetros, también tenemos diferentes costumbres, pensamientos, alimentación y ritmos de vida.

Por lo tanto, si nos diferencian tantas cosas, ¿por qué nuestros cuerpos tendrían que ser iguales? Existen diferencias entre el cuerpo humano oriental y el occidental que pueden llegar a marcar la diferencia a la hora de tratar ciertas dolencias. Por ejemplo, la curvatura lumbar en los cuerpos occidentales ronda el 20% mientras que en los cuerpos orientales es solo de un 2%. Esto afecta, por ejemplo, en la frecuencia de sufrir hernias discales. Y aunque haya diferencias culturales, el dolor siempre es y será común y universal en todos los seres humanos.

Si quieres comprender esta mejor esta terapia, puedes conocer aquí la historia de su creador: La historia de Shigeru Onoda la tienes disponible en esta entrada.

Por último, queremos dar las gracias a todos los terapeutas y profesores de Aze Shiatsu, que comparten nuestra pasión por el Shiatsu y promueven esta terapia

Si te interesa, se puede aprender Aze Shiatsu desde cero en los cursos de iniciación a la terapia o en el Curso Profesional de Shiatsu.

Nuestra escuela.

En la Clínica del Maestro Onoda de Madrid, puedes recibir tu tratamiento de Shiatsu.

BIBLIOGRAFÍA: 

ONODA, Shigeru: Aze Shiatsu, tratamiento básico, Tomo 1, ASF, 2017.

ONODA, Shigeru: Aze Shiatsu, decúbito lateral, Tomo 2, ASF, 2017.

ONODA, Shigeru: Técnicas profesionales de Shiatsu estilo Aze, ASF, 2018. 

Shigeru Onoda

PIONERO DE SHIATSU EN EUROPA Y CREADOR DE LA TERAPIA DE AZE SHIATSU

¿Quién es Shigeru Onoda?

Shigeru Onoda se graduó como terapeuta de Shiatsu en la Japan Shiatsu College de Tokio en 1981, donde le concedieron la licencia que habilita la práctica de dicha terapia en todo el país. Aunque eso no era suficiente para Shigeru, él tenía otro sueño, extender Shiatsu más allá de Japón y mostrarlo al mundo entero. Para ello, en 1984 viajó a España, a Madrid en concreto, y creó su propia clínica de Shiatsu y su propia escuela, la Escuela Japonesa de Shiatsu. 

Debido a los múltiples tratamientos que realizaba al cabo del día y a su experiencia con cientos de pacientes en España, Shigeru pudo asegurar que el cuerpo japonés y el occidental son completamente distintos; tanto anatómicamente como estructuralmente. Fue entonces cuando empezó a trabajar y desarrollar el Aze Shiatsu.

El Maestro Onoda en su Escuela de Shiatsu en Madrid

Y por fin, el Maestro Shigeru Onoda pudo ver convertido su sueño en realidad forjando su estilo Aze Shiatsu. Un estilo nacido de la necesidad de crear un tratamiento acorde y estándar a las necesidades del estilo de vida europeo tras más de 36 años de experiencia en pacientes occidentales.

Naturalmente, el Aze Shiatsu del Maestro Onoda aporta tratamiento sobre dolores de cabeza, estrés y absolutamente todas las dolencias que el Shiatsu Oriental puede tratar.

Actualmente el estilo Aze Shiatsu es enseñado y practicado cada día por el mismísimo Maestro Onoda en la Escuela Japonesa de Shiatsu de Madrid. La única escuela en que alguien puede estudiar, aprender y titularse en esta técnica que ya ha dado la vuelta a todo el mundo.

Además, el Maestro Onoda dedica todo su tiempo libre a escribir libros de Shiatsu, por lo que todo el material didáctico del que disponemos en la EJS, es fruto de su investigación y desarrollo laboral a lo largo de todos sus años de carrera.

QUÉ ES SHIATSU

El significado de Shiatsu

A menudo, cuando hablamos de Shiatsu a nuestro entorno cercano, muchas veces no entienden de lo que hablamos o no habían escuchado nunca esa palabra. Nos preguntan si es un arte marcial o si es algo se come en algún restaurante oriental. Nada más lejos de la realidad.

Se sorprenden cuando les decimos que es una terapia corporal originaria de Japón y perfectamente comparable con la fisioterapia que tanto se usa a diario en occidente. De inmediato, quieren saber más, quieren saber en qué consiste, cómo se práctica y que puede ofrecerles en su día a día esta nueva terapia que acaban de descubrir.

Una buena forma de comenzar a explicar Shiatsu es con el propio significado de la palabra. Formada por dos kanji’s japoneses, que son: “Shi” que significa dedos y “Atsu” que significa presión”. Literalmente significa Presión con los dedos, que es en lo que se basa esta terapia.

Aplicando presión con los pulgares y las palmas de las manos sobre puntos concretos corrige irregularidades, contribuye a aliviar ciertas enfermedades, mantiene y mejora la salud. Todo esto ayuda a activar el poder de autocuración del cuerpo humano.

Las primeras preguntas suelen ser: ¿Mejora la salud? “¿Podría ayudarme con el dolor de espalda o el dolor de cabeza?” Sí, a eso y… ¡A muchas cosas más!

Y veréis porqué.

HISTORIA DEL SHIATSU

Esta terapia nació del amor, del amor de un hijo por su madre. Para entender su origen tenemos que remontarnos a 1905, a la provincia de Kagawa, al norte de la isla sureña Shikoku. Allí nacería  Tokujiro Namikoshi, el creador del Shiatsu. A los 7 años de edad, la familia Namikoshi se trasladó a Rusutsu, un pequeño pueblo de Hokkaido, la isla

más septentrional de Japón.

Tokujiro Namikoshi
Tokujiro Namikoshi, creador del Shiatsu y Maestro del Maestro Onoda

A la madre de Tokujiro, el cambio brusco del clima cálido de Shikoku al frío severo de Hokkaido le ocasionó un polireumatismo que le producían dolores en las articulaciones. En aquella época, ese pequeño pueblo era un lugar sin médicos y no había medios ni recursos para conseguir ayuda, inyecciones o medicamentos para paliar esos grandes dolores.

El pequeño Namikoshi, cansado de ver sufrir a su madre y al carecer de ningún tipo de recurso o material, solamente podía intentar aliviar su dolor frotando, golpeando, masajeando y presionando las zonas que le dolían. Tras varios días intentando calmar esos dolores, descubrió lo que mas aliviaba a su madre: presionar la zona con los dedos.

Fue así como nació el Shiatsu, únicamente con los dedos, sin recurrir a ningún utensilio o maquinaria. Tampoco se emplean los puños ni los codos, porque nuestros dedos están dotados de mas receptores sensoriales que el resto del cuerpo y eso los hace extremadamente sensibles y capaces de sentir grosores muy finos.

El propio Maestro Tokujiro Namikoshi dice sobre su terapia que “El corazón del Shiatsu es como el amor de madre, la presión sobre el cuerpo estimula la fuente de la vida”.

EXPANSIÓN DEL SHIATSU

Muchos años más tarde, junto con su hijo Toru Namikoshi, se encargarían de difundir la terapia por todo el mundo, ya que es una terapia que aporta vitalidad y salud a las personas. Para ello, fundaron la Japan Shiatsu College en Tokio, la única entidad con la autorización del Ministerio de Sanidad de Japón para formar a terapeutas de esta técnica.

Maestro Onoda, creador del Aze Shiatsu 

Actualmente, la Japan Shiatsu College, cuenta con mas de 2500 alumnos que cada año segradúan para obtener su número de licencia para ejercer como terapeuta de Shiatsu en Japón.

En 1981, uno de esos alumnos se encargaría de difundir esta terapia por toda Europa… el Maestro Shigeru Onoda, discípulo directo de Tokurijo Namikoshi y fundador de la Escuela Japonesa de Shiatsu. También es el creador del Aze Shiatsu (ver: ¿Qué es Aze Shiatsu?).

VER VÍDEO ¿QUÉ ES SHIATSU?

Nuestra escuela.

BIBLIOGRAFÍA: 

ONODA, Shigeru: Técnica oficial, Shiatsu Namikoshi, Aze Formación, 2018. 

ONODA, Shigeru: Aze Shiatsu, tratamiento básico, Tomo 1, Aze Formación, 2017.