HISTORIA AZE SHIATSU

¿Qué es Aze Shiatsu, cómo nace? ¿Cuáles son sus diferencias con el Shiatsu Namikoshi? ¿Cuáles son las necesidades del Shiatsu para el público Occidental? Hoy nos centramos en responder a estas preguntas, acompáñanos en un viaje que comenzó hace más de 40 años, de la mano del Maestro Onoda.

Namikoshi y Aze

Tokujiro Namikoshi fue quien, no sólo, dio forma a una terapia que recogía una larga tradición milenaria nunca estructurada, sino que consiguió que las autoridades niponas reconociesen la terapia Shiatsu a mediados del siglo XX. En los últimos 30 años, algunos de los discípulos del maestro Namikoshi han viajado fuera de sus fronteras para difundir el Shiatsu por todo el mundo, entre ellos Shigeru Onoda.

El maestro Onoda llegó a España en el año 1984 y a partir de ese momento, y trabajando con una media de ocho pacientes diarios, desarrolló lo que hoy conocemos como Aze Shiatsu.

Aze Shiatsu tiene su base en el Shiatsu Namikoshi y utiliza la misma técnica y forma de presión. Además, el recorrido básico es prácticamente el mismo; se han añadido algunas regiones y/o punto que complementan al estilo Namikoshi. De hecho, Onoda es el máximo representante de Aze Shiatsu en Europa.

Cuando el Shiatsu fue creado, a nivel técnico, contemplaba solamente la presión con los dedos posteriormente Aze Shiatsu ha incorporado dentro de su estilo la alineación de las vértebras, los ejercicios para mantener y/o aumentar la flexibilidad y mejorar la postura.

Aze Shiatsu, Maestro Onoda, Escuela Japonesa de Shiatsu

Actualmente, el Shiatsu en Japón se centra más en la enseñanza de la técnica de presión con los dedos. Aze Shiatsu elabora un Shiatsu adaptado a las necesidades de los occidentales. Mantiene la esencia de terapia para el mantenimiento de la salud, pero atendiendo a las necesidades que plantea el estilo de vida de la sociedad del siglo XXI.

A través de la mejora de la estructura corporal, de la presión adecuada al Kyo – Jitsu, del trabajo sobre los “puntos aviso” y los “puntos Aze”, ha desarrollado su técnica derivada y mejorada del Shiatsu original. Los fundamentos de Aze Shiatsu se vienen plasmando en diferentes publicaciones a lo largo del tiempo y han sido dadas a conocer al gran público en multitud de conferencias y congresos tanto nacionales como internacionales.

La Escuela Japonesa de Shiatsu en España lleva desde el año 1990 impartiendo la enseñanza de Shiatsu para formar terapeutas profesionales. Anteriormente ya lo había hecho, pero mediante una enseñanza privada menos estructurada.

A través de la asociación internacional Namikoshi Shiatsu Europa ha realizado cursos de Shiatsu Namikoshi y ha formado instructores para el mantenimiento y la difusión del auténtico Shiatsu japonés.

Maestro Onoda, Shiatsu para occidentales

Lo primero que el maestro Onoda comprendió al llegar a España fue la diferencia entre el mundo oriental y el occidental. No sólo las costumbres y el modo de vida seguían parámetros distintos, sino que el occidental y el oriental diferían tanto en su estructura corporal como en su relación con la terapia manual y sus expectativas.

Terapia Shiatsu, Escuela Japonesa de Shiatsu

Diferente estructura corporal

Es indudable que la estructura ósea de ambas razas es diferente. Mientras los orientales tienen una columna vertebral con curvas fisiológicas atenuadas, los occidentales presentan curvas más acentuadas, sobre todo lordosis lumbar. La manera de moverse en la vida cotidiana, el uso del cuerpo también es diferente. Por eso el 20% de los occidentales padece hernia discal frente al 2% de los japoneses. Otra consecuencia es la fragilidad del cuello de los occidentales frente al de los nipones; la mayoría de las personas presentan la musculatura del cuello excesivamente tensa, lo que puede originar: dolor de cabeza, migrañas, tortícolis, etc.

Los hábitos de vida son, también, muy diferentes. En occidente no hay tradición de mantener el cuerpo sano. Sólo el deporte, que además es practicado por un porcentaje bajo de personas, en muchas ocasiones provoca más problemas que beneficios.

Diferencias en la alimentación

El cáncer colorrectal tiene más prevalencia en la sociedad occidental frente al cáncer de estómago que es más frecuente en Japón. Probablemente por la ingesta de colesterol y grasa animal. La tolerancia al alcohol también es diferente. Queda claro que ambos organismos responden de manera diferente.

En conjunto, todos estos puntos hacen que los problemas que aquejan a unos y otros a lo largo de la vida sean diferentes, tanto a nivel físico como emocional. Por eso el tratamiento debe ser personalizado.

Diferentes expectativas

Aunque la sociedad occidental avanza en este sentido, su relación con las terapias alternativas o complementarias, y particularmente con el Shiatsu, es muy diferente que la del ciudadano oriental. El Shiatsu, como cualquier otra terapia oriental, surge como terapia preventiva y de mantenimiento de la salud. Las personas acuden regularmente a recibir su terapia sin esperar a estar enfermos; buscan mantener su organismo en equilibrio para afrontar mejor cualquier pérdida de salud. En occidente acudimos al médico sólo cuando estamos enfermos, y la medicina sólo trata a aquellos que están enfermos; la medicina preventiva no existe.

Además, el paciente pone su salud en manos de terceros, en este caso el médico. No hay tradición de mantenimiento propio de la salud.

Por otro lado, el paciente occidental está acostumbrado a acudir al médico que le receta un medicamente que, en la mayoría de los casos, elimina el síntoma rápidamente. Parece que eliminando el síntoma se elimina el problema de fondo. Además, no relacionan mente-cuerpo y su actitud mental previa no es la más adecuada.

Además, no relacionan mente-cuerpo y su actitud mental previa no es la más adecuada. Por otro lado, hay que entender que el Shiatsu Namikoshi realiza un trabajo “profundo” holístico con la intención de encontrar la raíz del problema y ayudar a su solución. Por lo tanto, los efectos terapéuticos, en algunos casos, no son inmediatos.

Entonces Onoda, al llegar a España, se encuentra con todas estas situaciones. El Shiatsu que conoce hasta ahora no es suficiente para atraer pacientes. Decide investigar y mejorar su Shiatsu.

Como dice el maestro Onoda: “Definitivamente, el Shiatsu Namikoshi surge para los japoneses, por eso desarrollamos Aze para los occidentales”.

Aze Shiatsu y los puntos Aze

La medicina china está muy ligada a la sociedad nipona. Aún sin conocer los planteamientos básicos de esta medicina, algunos de sus principios están tan arraigados que la gente realiza “prácticas médicas” todos los días sin saberlo: un remedio casero para el resfriado, una presión o fricción en una zona dolorida. Los puntos Ashi para la medicina china son puntos localizables en el cuerpo que se vuelven reactivos o hipersensibles cuando existe algún tipo de desequilibrio orgánico. En japonés se llaman puntos Aze. Estos puntos no pertenecen al recorrido de los canales energéticos que forman el entramado del que habla la medicina china; pueden localizarse en cualquier parte del cuerpo y se utilizan diferentes métodos de tratamiento.

Onoda incorpora a su Shiatsu el trabajo sobre estos puntos. La práctica diaria durante tantos años ha demostrado que es posible mejorar el tratamiento presionando más allá de las regiones y puntos del recorrido básico. Uno de los objetivos del practicante de Aze Shiatsu es localizar estos puntos particulares de cada paciente y presionarlos para corregir sus desequilibrios.

En Aze Shiatsu se habla de puntos clave y puntos Aze. Todo futuro terapeuta de Aze Shiatsu debe tener claro la diferencia entre ellos:

 – Los puntos clave son puntos importantes para el tratamiento de algunos desequilibrios. La mayoría son puntos estrechamente relacionados con puntos de acupuntura y se utilizan en situaciones parecidas. Otros son puntos de experiencia y de probada eficacia en el trabajo con Shiatsu, definidos y localizados después de más de veinticinco años de trabajo.

– Puntos Aze es la manera japonesa de denominar a los puntos ashi a los que hace referencia la medicina tradicional china. Los puntos ashi no tienen nombre ni ubicación específica, se localizan en zonas dolorosas cuando existen desequilibrios internos.

Los puntos clave se identifican siempre según la localización tradicional de la acupuntura, pero el trabajo de Aze Shiatsu exige buscar el punto sensible de manera exacta. En muchas ocasiones coincide con la localización anatómica que aporta la medicina china, pero en otras tantas no. Con los puntos Aze ocurre lo mismo. Es necesario desarrollar la sensibilidad necesaria para percibir dónde se encuentran estos puntos para presionarlos con efectividad.

Ver libro Aze Shiatsu. Tratamiento Básico (pag.21).

La necesidad de un tratamiento estándar

“La experiencia con mis pacientes y los años de investigación y estudio me han enseñado que en Aze Shiatsu hay tener un tratamiento estándar a seguir que debemos respetar. Sobre éste luego, podemos ir ampliando y agregando manipulaciones y distintos katas de acuerdo con las patologías que vayamos encontrando”

En Aze Shiatsu es muy importante un orden de trabajo. Éste permite que la terapia logre.


Entradas relacionadas:

Shiatsu, Ejercicios saludables

Shiatsu Namikoshi Europa

TERAPIA SHIATSU, CONCEPTOS BÁSICOS

La terapia Shiatsu. A la rica tradición japonesa de la teoría y la práctica se suman los conocimientos de la Medicina Tradicional China. En la actualidad, el Shiatsu se encuentra ampliamente difundido y reconocido en Europa.

El Ministerio de Sanidad de Japón define el Shiatsu como:

“Tratamiento que, aplicando presiones con los dedos, pulgares y las palmas de las manos sobre determinados puntos corrige irregularidades, mantiene y mejora la salud, alivia ciertas enfermedades (molestias, dolores, estrés, patologías nerviosas, etc.), activando asimismo la capacidad de autocuración del cuerpo humano.

La Escuela Japonesa de Shiatsu, creada por el Maestro Shigeru Onoda hace más de 37 años en la que se enseña y difunde la terapia Shiatsu.

CONCEPTOS CLAVE

No tiene efectos secundarios.

•Es una terapia preventiva, en la que una sesión semanal ayuda a no enfermar.

•En los pacientes crónicos es aconsejable como una alternativa de terapia natural que prescinde de los medicamentos.

•Es importante que el paciente se sienta cómodo durante la sesión.

•La presión que reciba debe ser agradable, y no suponer malestar o sufrimiento. Sabemos que el umbral del dolor varía en cada persona, por ello, si el paciente siente la presión muy fuerte deberá comunicarlo al terapeuta.

• Busca el origen de la enfermedad despertando el poder curativo del cuerpo, ayuda al paciente a restaurar el equilibrio, y en armonía mantener o recuperar la salud.
Refuerza el Sistema Inmunitario, equilibra el Sistema Nervioso Autónomo, regula el metabolismo, proporciona bienestar físico y emocional, mejora el rendimiento intelectual, despertando la conciencia del cuerpo.

Terapia Shiatsu, Escuela Japonesa de Shiatsu

EL SIGNIFICADO DE LA TERAPIA SHIATSU

De manera inconsciente, cuando las personas sentimos dolor en alguna parte del cuerpo, frotamos o presionamos la zona afectada con las manos. Acciones instintivas como éstas para curar los desórdenes son anteriores a la medicina y a la historia.

La palabra japonesa para tratamiento (teate) y la que define estados que se escapan por completo de control (teokure); ambas incluyen la palabra mano (te) y sugieren la importancia que los antiguos terapeutas otorgaban a la manipulación.

Terapia Shiatsu, Escuela Japonesa de Shiatsu

ORIGEN Y EVOLUCIÓN

A pesar de que puedan diferir en el método, tanto la terapia en occidente como en oriente Anma, derivan del uso instintivo de las manos para curar.

El Anma, que se originó en China y pasó luego a Japón, fue durante largo tiempo muy popular entre la gente debido a su eficacia. Alcanzó su máximo apogeo durante el período Edo (1600-1876).

A pesar de su origen, principios terapéuticos, método y efectos diferentes, tanto el Anma como la terapia occidental comparten varios aspectos. Ambos emplean técnicas de fricción, golpeteo, amasamiento y frotación ejecutadas rítmica y rápidamente. Ambos son dinámicos.

Lo contrario sucede con el Shiatsu, terapia de origen japonés, y de naturaleza calma que emplea los pulpejos de los dedos y las eminencias para realizar las presiones sobre áreas carnosas y blandas.

Actualmente, el Shiatsu, utiliza puntos más efectivos para cada tratamiento, basándose en los conocimientos anatómicos y fisiológicos, desarrollando la técnica más adecuada para trabajar las distintas regiones del cuerpo.

LA IMPORTANCIA DE LAS EMOCIONES

La calidad de vida no está determinada por lo que nos ocurre, sino por aquello que sentimos y hacemos ante los acontecimientos.

Está demostrado que la ira daña el hígado, la sobreexcitación y la frustración dañan el corazón, el pesar y la melancolía dañan los pulmones, la insatisfacción y los pensamientos obsesivos dañan el bazo, el terror y el temor dañan los riñones.

Las creencias, como dice el profesor Meichenbaum (Psicólogo estadounidense), actúan sobre las emociones, y a través de ellas, también sobre la salud.

Es imposible controlar las circunstancias externas de la vida, pero sí la reacción que nuestro cuerpo tiene frente a ellas. Es aquí donde podemos modificar las respuestas del organismo e incorporar algunas más saludables que nos ayuden a recuperar la salud.

LA ENERGÍA VITAL

Es posible que la fuerza vital sea la peor comprendida de todas las fuerzas terrestres.

Las personas que sufran una alteración, tanto física como psíquica, o ambas a la vez, padecerán un bloqueo en los tsubos impidiendo que la energía vital fluya por su cuerpo.

Al recibir Shiatsu, la presión con los dedos estimulará la secreción de endorfinas, poderosos analgésicos segregados por el cerebro. Este ha sido uno de los descubrimientos más importantes de este siglo. Las endorfinas desempeñan un papel esencial en el tono vital y la depresión. Actúan como neuromoduladores, despolarizando parcialmente las membranas celulares.

Esta despolarización, que actúa sobre la transmisión de los impulsos nerviosos, es la que, bloqueando el dolor produce sensación de alivio y bienestar.


Como hemos visto, el Shiatsu actúa sobre el cuerpo a diferentes niveles, por un lado, estimula los recursos naturales de recuperación que posee el organismo, (refuerza el sistema inmunológico, mejora el metabolismo, equilibra el sistema endócrino y el sistema nervioso autónomo). Por otro, estabiliza las fuerzas opuestas (yin y yang) que posee cada individuo, mejora el rendimiento físico e intelectual, eleva el tono vital, proporciona bienestar emocional, despierta la conciencia sobre el propio cuerpo, y hace que la persona tome un papel activo en el proceso de curación, responsabilizándola de su propio ser.

Enlaces de interés:

Beneficios de Aze Shiatsu

Aze Shiatsu Japan

Shiatsu ¿Qué podemos hacer contra el envejecimiento?